Alcaraván Común

Alcaraván Común (BURHINUS OEDICNEMUS)

Nombre científico

Burhinus oedicnemus.

Estatus

Población

Entre 41.000 y 160.000 parejas.

Longitud

38 - 44 cm

envergadura alar

76- 88 cm

Peso

290- 535 g

Taxonomía

Reino

Animalia.

Filo

Chordata.

clase

Aves.

Orden

Charadriiformes.

Genero

Burhinus

Familia

Burhinidae

Especie

B. oedicnemus

Características

Se trata de un ave zancuda, pero incluida entre las más chicas. Sus medidas son de 38 a 44 centímetros y su envergadura a la hora de alar es entre los 76 y los 88 centímetros. Entre sus características, hay dos cosas que destacan bastante, sus enormes ojos amarillentos y las tonalidades de su plumaje, que normalmente es parda-terrosa.

En los alcaravanes adultos, es común observar una lista blanca rodeada de negro, la cual cruza hasta alcanzar el ala del mismo. Por otro lado, también se puede observar 2 franjas blancas pequeñas, justo debajo de sus ojos. En el caso de los alcaravanes jóvenes, esas líneas son más disimuladas.

El pico de estas aves, es de color amarillo y posee una partecita negra en la punta. Si observamos al alcaraván mientras vuela, notaremos que la zona inferior de sus alas es pálida.

El canto del Alcaraván común es muy peculiar. En la época de primavera y de verano, puede sonar como si se tratara de un reclamo, el cual se puede escuchar en el crepúsculo o en la noche. Durante el tiempo de galanteo, su canto es más lastimero, por lo que se puede manifestar una nota en forma de trino, acompañada por una cadena de notas claras.

Se reparte por todo el sur de Europa, sudeste de Asia y norte de África. Este tipo de aves se sitúan en superficies llanas con ciertas ondulaciones. Se inclina más hacia los lugares de pocos árboles, en donde la vegetación sea baja.

Los alcaravanes, les agrada encontrar esos lugares que presentan cierta aridez, estepas, pastizales secos y semi-desiertos. Las zonas agrícolas, suelen ser una de las alternativas de hábitat para los alcaravanes.

Las migraciones que realizan estas aves, por lo general, son muy escasas. En el caso de aquellos que residen en áreas insulares, son rigurosamente sedentarios y no muestran ninguna clase de migración. Eso mismo sucede con aquellos que residen en zonas meridionales.

Por otro lado, aquellos que residen en zonas septentrionales, suelen emigrar hacia las áreas más cálidas pertenecientes al norte de África, durante la época de invierno. La alimentación de los alcaravanes básicamente se centra en el consumo de insectos. Con una carrera veloz, este pequeño animal es capaz de casar reptiles y no pasa por alto los huevos y pequeños polluelos de otras aves.

Son aves nocturnas, solitarias y muy desconfiadas, de ahí que ante una presencia extraña siempre busquen la manera de esconderse y el mestizaje de su plumaje juega un gran punto a su favor.

El periodo de gestación de los alcaravanes comienza hacia mediados de abrir y termina en julio. El macho empieza su ritual de cortejo para llamar la atención de las hembras, seguidamente, ambos construyen el nido, el cual será ubicado en el suelo, donde la hembra depositará unos tres huevitos que serán incubados por los dos, durante 26 días.

Las crías de los alcaravanes abandonan sus nidos al poco tiempo de nacer y continúan con sus padres durante unos 42 días aproximadamente.

Amenazas

Destrucción del hábitat

Esto afecta de forma muy negativa la vida de los alcaravanes, sobre todo los que residen en las zonas de Gran Canaria y de Tenerife; debido a que en los últimos años han sido muchas las áreas que han sufrido cambios significativos en sus localidades clásicas.

En las últimas décadas, el incremento turístico también ha sido causa de grandes alteraciones ocurridas en su hábitat; además, desarrollo urbanístico, y la construcción de nuevas infraestructuras viarias, entre otras construcciones.

Agitación en el área de cría

El transitar de las personas junto a sus perros sueltos, puede suponer un gran peligro para los pequeños alcaravanes en tiempo de reproducción. También se debe tomar en consideración las consecuencias negativas de querer entrenar perros de caza justo en el hábitat donde residen las aves.

Caza furtiva

Aunque esta era más problemática en el pasado, debido a que a partir del año 1986 fue proclamada como especie protegida. Aun así, son muchas las aves que siguen apareciendo heridas por armas de fuego en muchos sitios de rehabilitación de fauna silvestre.

Uso de insecticida de forma indiscriminada

Si bien es cierto que no existen datos precisos que garantice el grado de consecuencias que este trae contra estas agrupación. En vista de que muchos de los terrenos de cría se encuentran cercanos a lugares de cultivos e invernaderos a cielo abierto, en los cuales se usan diferentes productos químicos, donde algunos son bastante tóxicos, hace que este sea un factor digno de tomar en consideración.

Aumento de depredadores introducidos

El bote de basura y escombros en los lugares de crías o cercanías, aparte de la presencia de poblaciones aisladas, ha hecho que aumente el número de depredadores, lo cual supone un enorme peligro para los polluelos y huevecillos de alcaraván.

Choque con tendidos eléctricos

Son muchas las aves que se han encontrado muertas por chocar con estos tendidos eléctricos, lo que hace que se convierta en un factor muy negativo, que no se debe tomar a la ligera.

Conservación

Se han propuesto varias medidas para la conservación del Alcaraván Común, entre las cuales figura:

  • La creación de un plan para recuperar su hábitat, y también el cumplimiento de cada una de sus directrices.

  • Resguardo de nuevos enclaves muy significativos en el área de Gran Canaria, Tenerife, La Palma y La Gomera.

  • Que exista una vigilancia más fuerte por parte de la administración en todos aquellos espacios costeros en los que habita el alcaraván, al igual que en los sitios que entrenen los perros de cazas que tenga coincidencia con el hábitat de esta especie.

  • Realizar un estudio del nivel de afección por causas latentemente negativas, como la presencia de depredadores y el uso desmedido de insecticida.

  • Realizar una campaña de educación ambiental, con la finalidad de fomentar interés por la conservación de las aves esteparias, dando especial interés al Alcaraván Común.