foca monje del Mediterráneo (Monachus monachus)

Nombre científico

Monachus monachus

Estatus

Habitat

Mar mediterráneo (excluyendo el mar Adriático), la línea costera del mar negro Búlgaro, y la línea costera de Marruecos. Islas Chafarinas.

Longitud

80 cm a 2.40 metros

Peso

Hasta 320 kilos

Características

La foca monje del mediterráneo o foca fraile mediterránea, es un mamífero semi acuático, de la familia de los fácidos, tienen pelaje gris oscuro o café, con la parte inferior del cuerpo color gris claro, y de tamaño corto que puede llegar a mediar un centímetro de largo. Suelen poseer arañazos y viejas heridas en la espalda que ayudan al reconocimiento de los miembros de una población. Son animales diurnos y viven de peces y moluscos, principalmente de pulpos del que comen hasta 3 kilos diarios.

Es el segundo fócido más grande, después del elefante, puede llegar a medir unos 2,5 metros y alcanzar un peso de 300Kg., su longevidad máxima se aproxima a los 45 años. La anatomía y forma de su cuerpo tienen el fin de facilitar su movimiento en el agua. Los bigotes largos de su hocico trabajan como un sensor, no tiene oídos externos, ya que las pequeñas aberturas situadas en la cabeza son su audición.

La mayoría de las focas monje del Mediterráneo buscan refugio en cuevas de difícil acceso, a menudo a largas distancias y en acantilados determinados de las costas. Muchas de las cuevas submarinas pueden tener entradas que no son visibles desde la superficie, estas cuevas son ideales para su subsistencia.

Su época de reproducción muestra mayor concentración en octubre y noviembre, con un promedio de 9 a 11 meses de gestación y 8 crías por hembra. Antes de dar a la luz se suelen desplazar a zonas aisladas, para defenderse de los depredadores, tanto los machos como las hembras alcanzan la madurez sexual aproximadamente entre los 5 y los 6 años, aunque algunas hembras pueden madurar hacia los 4 años. Las crías de foca monje pueden nadar y bucear con facilidad a las dos semanas de edad.

Amenazas

La situación actual de esta especie es alarmante, existe una rápida disminución de sus ejemplares. Años atrás, un grupo de científicos se reunieron en Rodas (1978) para intentar poner freno a esta problemática, elaboraron una lista completa de las amenazas a las que se enfrentaba la foca monje, a la vez también se elaboró una serie de medidas para luchar contra estas amenazas.

La evolución negativa de la especie en España ha motivado su paso a la categoría de “en peligro” en la última revisión del Libro Rojo de las Aves de España (Madroño et al., 2004), siguiendo los criterios establecidos por la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN).

La importancia o intensidad de las amenazas puede variar según la región, en el consenso la opinión científica sostuvo que los siguientes factores -que a menudo se relacionan entre ellos- constituyen una grave intimidación para la supervivencia de la especie, estas causas son las siguientes:

  • La pérdida de hábitat y el deterioro (incluido el aumento de la mortalidad causada por la cría de las crías en lugares inadecuados).
  • Matanza deliberada (en su mayoría por pescadores).
  • Muerte accidental a través del enredo en las redes de pesca.
  • Falta de alimentos y la deplorable condición física como consecuencia de la acusada pesca.
  • Falta de coordinación internacional y la financiación de la conservación y gestión de acciones (Comisión de Mamíferos Marinos)
  • Las enfermedades por epidemias, los derrumbamientos de cuevas, los derrames de petróleo, la proliferación de algas tóxicas o de otros eventos estocásticos.

Conservación

El Programa de Conservación de la Foca Monje del Mediterráneo está gestionado por la Fundación sin ánimo de lucro CBD Hábitat. En este programa, CBD Hábitat actúa bajo el marco del Plan de Acción para la Recuperación de la Foca Monje del Mediterráneo en el Atlántico Oriental. Firmado por España, Portugal, Marruecos y Mauritania, proporciona un marco de cooperación internacional para la realización de acciones coordinadas con el objetivo de recuperar las poblaciones atlánticas de foca monje y para garantizar la continuidad de la especie, que es uno de los mamíferos más amenazados del mundo.

Tienen como misión proteger y favorecer la recuperación de la colonia de Foca Monje del Mediterráneo en el Atlántico Oriental que se encuentra en el litoral de la península de Cabo Blanco, en Mauritania y que se considera la colonia más importante que existe a nivel mundial de esta especie. Nuestros continuos esfuerzos de protección y vigilancia están dando resultados y la población de focas se ha duplicado en los últimos 10 años.

El primer objetivo desde 2000, ha sido trabajar en la península de Cabo Blanco para proteger las cuevas de cría. Para ello se creó la Reserva Costa de las Focas que alberga las cuevas de cría y su entorno inmediato y evita las molestias y el calado de artes de pesca en la zona. Para delimitar la reserva y que fuera visible para todo el mundo, se colocaron paneles informativos y banderolas rojas en los acantilados, fácilmente observables tanto por tierra como por mar.