Lince ibérico (Lynx pardinus)

Nombre científico

Lynx pardinus

Estatus

estatus

Población - Ver mapa

Más de 400 ejemplares.

Longitud

60 – 70 cm (Adulto, Al hombro)

Longitud total

85 – 110 cm (Adulto, Cabeza y cuerpo)

Peso

13 kg (Adulto), Hembra: 9,4 kg (Adulto)

Características

El lince ibérico es un felino con aspecto robusto, patas largas y cola corta con una especie de borla negra en el extremo, orejas puntiagudas con pelos color negro al final con aspecto de pincel, más largo en los ejemplares masculinos que en los femeninos, posee pelos largos que caen de las mejillas como patillas, los cuales crecen a partir del año de vida, cuando apenas cuelgan por debajo de la barbilla y aumentan de tamaño con la edad, tienen un tamaño mayor al de un gato doméstico.

El pelaje presenta un color entre pardo y gris con moteados negros, en el pelaje del lince ibérico se han definido tres patrones, mota fina en donde poseen gran cantidad de manchas pequeñas y repartidas, tienden a concentrarse en los flancos lateraless. mota gruesa A, las manchas son de mayor tamaño y tienen cierta tendencia a disponerse en líneas, apareciendo dos o más parejas de motas de mayor tamaño a nivel de los hombros y la mota gruesa B en donde las motas son del mismo tamaño que en la mota gruesa A, pero no se aprecia ninguna ordenación específica ni las manchas de los hombros.

Es un mamífero con comportamiento solitario, ágil cazador y muy territorial, se muestran sociables en las épocas de celo. Son activos durante el invierno, a diferencia de las épocas de verano en donde pasan la mayoría del tiempo descansando y su actividad es estrictamente nocturna. Son animales carnívoros, que se alimentan mayormente de conejos, aunque también puede alimentarse de perdices, pequeños mamíferos y otras aves, dependiendo de la estación climática.

Comienzan el celo entre enero y febrero, y tienen una gestación de 65 a 72 días, por lo que el nacimiento por lo general se presenta en la época de marzo y abril, las camadas suelen constar de una a cuatro crías, siendo lo más habitual dos cachorros, que a partir de los 7 o 12 meses son independientes, suelen sobrevivir a la independencia entre uno y dos linces por hembra.

El lince ibérico está catalogado por la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) como el felino más amenazado del mundo, se encuentra en zonas muy restringidas de España y Portugal.

Según el diario 20minutos (2016); “Sólo en Andalucía se registraron 361 ejemplares frente a los 327 del año anterior. Una de las zonas con más presencia felina es Sierra Morena, que se divide en tres regiones. En la zona de Andújar-Cardeña el crecimiento del 2014 al 2015 fue de 15 ejemplares; en Guadalmellato había ocho linces en 2010, mientras que el último censo registró 61 ejemplares; en Guarrizas en Jaén ha triplicado su presencia registrando 48 felinos en el último año. La población de Doñana-Aljarafe no presenta aún un núcleo tan definido como el de Sierra Morena.". Su hábitat natural constituye de áreas de bosque mediterráneo, en donde establecen zonas vitales como las zonas de monte bajo para el descanso y las zonas de campeo donde el lince estará en activo y que coinciden con las de máxima densidad de conejos.

Taxonomía

Reino

Animalia

Filo

Chordata

Subfilo

Vertebrata

Clase

Mammalia

Orden

Carnivora

Familia

Felidae

Subfamilia

Felinae

Género

Lynx

Especie

L. pardinus

Amenazas

Mortalidad inducida por el hombre

La principal amenazas sobre la especie son la mortalidad inducida por el hombre, sobre todo por atropellos con vehículos de motor, pero también por caza furtiva directa, instalación de cepos y lazos dirigidos a otras especies y envenenamiento ilegal.

La principal causa sin duda es la muerte en carreteras, se registra que cuatro de diez linces mueren atropellados en la región de Doñana, en las carreteras que unen Matalascañas con poblaciones cercanas, una vía que atraviesa las zonas de ubicación de los linces, explica el portavoz en Doñana de WWF-España, Felipe Fuentelsaz; "Los resultados son evidentes: carreteras en las que se debía circular a 40 kilómetros por hora y en la que los vehículos no encuentran problema para circular al doble de esa velocidad."

Otra causa de factor humano, es el aumento de construcción de infraestructuras en las zonas donde habita el lince ibérico, lo que ocasiona la separación de poblaciones, quedando aisladas e incomunicadas de otros miembros de su misma especie, lo cual origina un declive en la reproducción. Se incluye en este caso el incremento en la reforestación de los bosques.

Hábitat alterado

El monte mediterráneo peninsular ha sido, y está siendo, diezmado en beneficio de la agricultura, la ganadería, la explotación minera, el crecimiento urbanístico, el aprovechamiento de madera y el cultivo de coníferas y eucaliptos.

Tras el vertido tóxico de la mina de Boliden en Aznalcóllar y la posterior restauración de la zona afectada creando el Corredor Verde del Guadiamar, se habló de que sería un pasillo ecológico que permitiría unir las dos principales poblaciones de lince ibérico: Doñana y Sierra Morena. Sin embargo estos pasillos ecológico no tienen conectividad para que el felino se pueda dispersar. Por otra parte, se encuentra el problema de ocupación ilegal de los arroyos de la corona forestal de Doñana, para desarrollar agricultura, una situación que impide el tránsito libre de los linces, provocando su desplazamiento a caminos asfaltados.

El hecho de que esta especie ocupe un espacio territorial limitado, es un factor de riesgo de por si, debido a la posibilidad de ocurrir episodios catasftróficos como incendios forestales, epidemias o inundaciones.

Falta de alimento

La otra gran causa de disminución de la especie es la escasez de alimento, en su caso de conejos. La cantidad de conejos debe ser considerada una característica más del hábitat del lince, y su escasez una alteración. Dos son las razones principales que han hundido las poblaciones de conejo en la Península: los cambios de hábitat (señalados anteriormente) y la llegada de nuevas enfermedades.

Conservacion

El lince ibérico fue declarado especie en peligro en 1986 por el centro de seguimiento de la IUCN. Este estatus se mantuvo en las revisiones periódicas de este organismo hasta 2002 en que se cambió a una categoría de mayor amenaza, En Peligro crítico. Es la única especie de felino catalogado en esta categoría de la Lista Roja de la UICN. En 2015 fue reclasificado a "en peligro", dejando de pertenecer a la categoría de "en peligro crítico". En España está categorizada como En Peligro de extinción desde el 5 de abril de 1990 en el Catálogo Nacional de especies amenazadas (RD 439/1990), y En Peligro crítico en el Libro Rojo Nacional.

Programa de Conservación Ex-situ del Lince Ibérico, se plantea como una herramienta de apoyo al programa de recuperación de la especie en su hábitat natural, y sus objetivos primordiales incluyen la conservación del máximo de variabilidad genética existente actualmente en la naturaleza y la producción de un número suficiente de ejemplares para su reintroducción en las áreas de distribución histórica de la especie.

El proyecto LIFE “Recuperación de la distribución histórica de Lince ibérico en España y Portugal” (IBERLINCE) tiene como objetivo que la especie pase de la categoría de UICN en la que en su momento se encontraba (“En peligro crítico”) a la inmediatamente inferior (“En peligro”), tomando acciones como aumentar la capacidad de carga y disponibilidad de áreas de población actual y reducir las amenazas sobre las poblaciones existentes, establecer cuatro nuevas poblaciones autosostenidas con cinco hembras en cada territorio en zonas en las que esto sea viable (reintroducción), identificar y preparar nuevas áreas con capacidad suficiente para soportar la reintroducción de nuevas poblaciones auto sostenidas de lince.

Mapa

mapa mini

mapa completo Distribución actual